TIC, desarrollo y reducción de la pobreza[1]

 

 

Susana Finquelievich

Pueden las tecnologías de información y comunicación  (TIC) tener impactos eficaces en la reducción de la pobreza en América Latina y el Caribe? Estos impactos, ¿pueden registrarse en el corto y mediano plazo? En el caso de ser positivos, ¿se deben a una sumatoria de micro emprendimientos locales de aplicación de TIC, o a programas estatales o regionales integrales? ¿Cómo afectan la forma diferencial en que hombres y mujeres padecen la pobreza y el desempleo? El proyecto “TIC y reducción de la pobreza en América Latina y el Caribe” se propone identificar en qué medida y de qué maneras se usan las TIC, en particular Internet, para elaborar estrategias y políticas públicas que respondan adecuadamente a las necesidades de la población, que estimulen el desarrollo sustentable, y que incluyan al menos cuatro actores sociales: gobiernos en todos sus niveles, el sector académico, las empresas, y a las organizaciones de la sociedad civil.

Generación de empleo

En lo que se refiere a generación de empleo, los planes y proyectos implementados en la mayoría de los países de la Región no tienen en cuenta el uso de las TIC para capacitar a los sectores de menores ingresos en las nuevas demandas del mercado laboral. En numerosas ocasiones, la única relación entre estos programas y las TIC es su presencia en Internet. En Argentina, el Plan Jefas y Jefes de Hogar implica sólo la recepción, por parte de la población objetivo de un “salario” de 150$ argentinos (50 U$). Este no implica obligación alguna de trabajo o de formación, aunque en una etapa posterior bien podría utilizarse para formar a los desocupados en el uso de herramientas TIC. Sin embargo, el uso de TICs ha posibilitado la administración del proyecto y si relativa transparencia: los nombres de los beneficiados aparecen listados en su sitio web.

En Brasil, si bien se ofrece formación para los desempleados, ésta se basa en gestión y formas de cooperativismo, más que en formación en TIC. En Chile, el Ministerio de Trabajo y Previsión Social ha implementado el Programa Pro- empleo[2], entre otros, pero éste adolece también de falta de formación específica en TICs. Lo mismo se repite en los demás países tomados como estudios de caso.

Puede deducirse que no existen en LAC ni políticas públicas ni programas que hagan un uso intensivo de las TIC para definir poblaciones objetivo (por ejemplo, tomar un determinado barrio como experiencia piloto, hacer uno de las TIC en la formación o en la creación de puestos de trabajo, y luego replicar la experiencia según su efectividad) con el fin de lograr una mejor integración de la sociedad a la SI. Tampoco, salvo contadas experiencias, se estimula el asociativismo de la población para la creación de cooperativas o similares, ni se usa el potencial de las TIC para esto.

Los países de LAC son más productivos en lo que se refiere al desarrollo de PyMES -muy vinculado a la generación de empleo-, pero pocas son las experiencias en donde se realiza una articulación real entre este sector y el uso de TICs, aunque muchos planes y proyectos lo enuncian. En Argentina, El Consejo Federal de Inversiones[3], CFI, ha puesto en marcha Centros de Acceso en las ciudades capitales de las provincias argentinas: locales atendidos por personal entrenado para las diferentes actividades que se desarrollan, en los cuales se dispone de una sala con computadoras y de la infraestructura necesaria para realización de videoconferencias, seminarios, cursos de capacitación, etc. Entre los diversos objetivos que llevaron al CFI a instalar estos centros se encuentran contribuir a la formación de vínculos de cooperación entre empresarios; y ofrecer información a PyMES.

El Sitio Empresa del Ministerio de Economía del Gobierno de Chile[4] lanzó  en mayo de 2000 la Ventanilla Única para la Empresa[5], coordinando los esfuerzos gubernamentales de los diferentes servicios públicos y organismos de la Administración del Estado. Esta ofrece un conjunto de trámites y contenidos públicos importantes para los empresarios a través de servicios en línea de Internet. Posee información sobre los micro emprendimientos y el fortalecimiento de las PyMES, dirigida a volverlas focos de posible generación de empleo y sobre todo de exportaciones, y ofrece estadísticas y eventos sobre este desarrollo.

Colombia también privilegia el desarrollo de PYMES. El Proyecto Prymeros – Pymes en la red de comercio electrónico[6] forma parte de la Agenda de Conectividad. Está orientado a desarrollar mecanismos que permitan el uso masivo de Internet por parte de los empresarios y el apoyo directo mediante servicios de capacitación, diagnóstico y acompañamiento en consultoría, que aseguren la implementación de soluciones de comercio electrónico en las PyMES inscritas en comunidades empresariales. El Proyecto Incentivos a la innovación tecnológica en PYMES[7] está vinculado al Ministerio de Desarrollo Económico a través del Fondo Colombiano de Modernización y Desarrollo Tecnológico de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (FOMIPYME).

En Uruguay, La Intendencia Municipal de Montevideo, en su Unidad PyMES, creó el Curso de costos y precios para empresarios de micro y pequeñas unidades, vía Internet. La Unidad Pymes[8], con la colaboración de Dednet (Distance Educational Network), IATE (Instituto Argentino de Técnicas Empresariales) e IEVI (Instituto de Estudios Virtuales Iberoamericano) realizó durante 2002 la 1ª edición del Curso .

 

Desarrollo comunitario y planes alimentarios

 

En lo que respecta a desarrollo comunitario y planes alimentarios, éstos son forzosamente numerosos, dado que la pobreza y el desempleo se han incrementado en la Región, pero en su mayoría sólo usan las TIC para la administración de los planes de asistencia social. En Brasil, el Ministerio Extraordinario de Seguridad Alimentaria y Combate al hambre ha implementado el Proyecto Fome Zero[9] (Hambre Cero): una propuesta de política de seguridad alimentaria elaborada por más de 100 especialistas, académicos y representantes de la sociedad civil. El Ministerio de Educación ha implementado el Programa Beca Escuela[10], cuyo objetivo es erradicar la deserción escolar en la enseñanza fundamental a través de la transferencia de renta con el fin de incentivar la matrícula y la permanencia escolar. El programa entrega subsidios a las familias pobres con hijos en edad escolar, mediante una tarjeta magnética. La tarjeta magnética, que también utiliza el programa Hambre Cero, es la única relación que los usuarios de los programas tienen con las TIC.

Sin embargo, Brasil ha implementado una iniciativa a señalar: el Ministerio de Asistencia y Promoción Social ha implementado la Red Articulada de Informaciones de Asistencia Social[11], una herramienta dirigida a fortalecer un esquema de funcionamiento de asistencia social basado en un sistema descentralizado y participativo. Por primera vez será posible reunir, en un mismo lugar todas las informaciones de asistencia social en el país. Podrán ser consultados indicadores sociales y demográficos de los estados, municipios y regiones. Además de informaciones sobre las acciones sociales financiadas por el Fondo Nacional de Asistencia Social, también podrán ser incorporadas al Portal las acciones emprendidas y financiadas por otras esferas de gobierno y demás entidades de la sociedad civil. De este modo el Portal Internet de Asistencia Social deberá convertirse en la espina dorsal del combate a la pobreza y exclusión en el país. El Portal está pensado para que todos los interesados y participantes del Sistema Nacional de Asistencia Social puedan participar de la creación de la Red Articulada de Informaciones de Asistencia Social, con el fin de facilitar el acceso a las informaciones y fomentar el uso de herramientas de apoyo a la gestión de programas de asistencia social. Actualmente está disponible de forma restricta, para los usuarios internos del ministerio  a través de una Intranet.

En Chile, el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (FOSIS)[12], es un servicio público descentralizado con presencia en todo Chile, que financia total o parcialmente planes, programas, proyectos y actividades especiales de desarrollo social. Estos deben resolver problemas de ingresos o calidad de vida y ayudar a que las personas desarrollen acciones, capacidades y destrezas que les permitan superar su situación de pobreza. La comunidad puede acceder a esta información en el portal del FOSIS, que presenta también datos sobre los proyectos exitosos.

En México, los Programas referidos al Combate a la Pobreza y Desarrollo Social, están a cargo de la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL)[13], que cuenta con un Plan Nacional de Desarrollo. Su misión es formular y coordinar la política social solidaria y subsidiaria del gobierno federal, orientada  por una visión del desarrollo social de México hacia el año 2025. El SEDESOL coordina diez Programas; ninguno de ellos alude directamente a las TICs, excepto  el Programa Capacitación y Fortalecimiento Institucional[14]: contempla el uso de herramientas de capacitación a distancia, que se realizan por medios informáticos y electromagnéticos, de comunicación electrónica, sonoros y audiovisuales; también se brinda apoyo económico para propuestas de capacitación y fortalecimiento institucional presentadas por las OSC; servicios de información, asesoría y vinculación y asesoría respecto a gestión social y formulación de proyectos productivos y sociales; acceso sin costo al Centro Documental y a la base de datos del Sistema de Información de organizaciones Sociales del INDESOL.

 

 

Salud y TICs

 

En lo que se refiere al sector salud, se encuentran iniciativas interesantes, aunque poco desarrolladas. En Brasil, el Ministerio de Salud ha desarrollado la Tarjeta Nacional de Salud[15], que posibilita la vinculación de los procedimientos ejecutados en el ámbito del Sistema Único de Salud (SUS). Se han construido registros de usuarios, de profesionales y de unidades de salud, a partir de los cuales los usuarios del SUS y los profesionales reciben un número nacional de identificación. El sistema de la Tarjeta Nacional de Salud esta constituido por una infraestructura de información y telecomunicaciones, cuya función es captar, almacenar y transmitir las informaciones sobre los servicios realizados, y aplicativos desarrollados específicamente para el sistema de la Tarjeta. Estos permiten la colecta de informaciones vinculadas con la atención realizada, contribuyendo a la organización de los servicios de salud para ampliar y mejorar el acceso de los usuarios a los mismos. Dentro de los objetivos del proyecto se destacan la construcción de una base de datos de la historia clínica; la inmediata identificación del usuario para agilizar la atención; la ampliación y mejora del acceso de la población a los medicamentos; la posibilidad de revisión del proceso de compra de medicamentos; la integración de sistemas de información; la revisión de los criterios de financiamiento y racionalización de costos; el acompañamiento, control, y auditoria del sistema de servicios de salud; la gestión de recursos humanos. Así será posible conocer quién está siendo atendido, por quién, donde, como y con qué resultados.

En Cuba, la mayoría de los servicios sociales que utilizan TIC parecen haberse concentrado en el área de la salud. Infomed[16] se propone conformar una red telemática integrada de acceso y gestión a la información y el conocimiento, que se apoya en las TIC para contribuir al mejoramiento de la atención médica, la docencia, la investigación y la gestión de salud. Surgió en 1992 como una necesidad de desarrollar las redes académicas soportadas por TIC como alternativas de acceso a la información relacionada con las ciencias médicas. Infomed recibe un fuerte apoyo del Gobierno.  Organizaciones como el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han realizado contribuciones importantes para su desarrollo. El Sistema Nacional de Salud cubano cuenta con una infraestructura de información y comunicación que une a todas sus instituciones, profesionales y técnicos entre sí y con el resto de la sociedad.

En su fase de prueba piloto. el Programa introdujo, por primera vez en Cuba, el uso del WebTV para facilitar el acceso a la Red por parte de los consultorios del médico de familia. Esta tecnología permite utilizar el televisor para conectarse a la red mediante los servicios de los sitios Web. Se le otorgó el Premio Stockholm Challenge 2002, por el mérito de  resolver la limitación de recursos y de mejorar la salud de la comunidad utilizando las TIC de manera costo-efectiva, al crear una red nacional e internacional de información y conocimiento.

El subempleo de las TIC

En síntesis, las políticas nacionales detectadas en cuanto al estímulo al desarrollo sustentable y al combate contra la pobreza, lejos de estar orientadas al empoderamiento de las comunidades, trabajan siempre sobre problemáticas coyunturales. Se caracterizan por ser puntuales, dispersas, fragmentadas; de las experiencias identificadas, puede concluirse que estas iniciativas están aún lejos de evolucionar hacia políticas estructurales, permanentes y efectivas. Tanto las políticas de desarrollo comunitario, caracterizadas por el asistencialismo, como las políticas de empleo, cuyos rasgos dominantes son el no capacitar a la fuerza de trabajo –tanto empleada como desempleada- para las herramientas de la nueva economía, contribuyen a agudizar la fragmentación de las políticas y programas de lucha contra la pobreza.  Si bien muchos de los países estudiados poseen u obtienen recursos financieros para sus planes asistenciales, así como redes de infraestructuras de acceso a Internet (como los Centros Tecnológicos Comunitarios en Argentina), estos recursos no suelen utilizarse para capacitar masivamente a la población –sobre todo a la población desempleada-  en el uso de TICs.

Esta tendencia puede observarse también a través de la inarticulación, tanto de las políticas de empleo como aquellas abocadas al desarrollo comunitario, con las políticas y estrategias dirigidas al desarrollo de PyMES como fuentes primarias y posibles de empleo y objetivos de modernización tecnológica, referida tanto a los modelos de negocios, como a los paradigmas de reorganización de la producción. Existe una aguda desarticulación entre las tres instancias: generación de empleos, desarrollo comunitario y planes alimentarios, y desarrollo y promoción de PyMES.

Para que esta articulación exista, el uso de TICs y de las herramientas de la Sociedad de la Información resultan imprescindibles. Ahora bien, en general, muy pocas de las estrategias, políticas, planes y programas detectados considera las potencialidades de las TIC para estos objetivos. El diseño de los programas identificados incluyendo las TIC como herramientas en el combate a la pobreza son probablemente una segunda fase a alcanzar. Si bien los programas analizados usan TIC para su administración, prácticamente ninguno de ellos se plantea por el momento usar las TIC para articular las tres instancias arriba mencionadas. Esta tendencia se refleja en lo que se refiere al sector salud: se encuentran iniciativas prometedoras con respecto al uso de TIC en al salud pública, sobre todo en Brasil y en Cuba, pero en general las políticas estatales no tienen aún en cuenta la necesaria inclusión de las TIC en las estrategias de mejora de la salud de la población, tanto preventiva como asistencialmente. Las experiencias exitosas detectadas en este sentido provienen del sector privado de la salud y del asociativo.

 



[1] Este artículo se basa en el proyecto de investigación “TIC y reducción de la pobreza en América Latina y el Caribe”, financiado por el IDRC, y en el que participaron los investigadores Silvia Lago Martínez, Néstor Correa, y los asistentes Alejandra Jara y Ariel Vercelli. En este proyecto se analizaron en particular, via Internet, los programas gubernamentales a nivel nacional de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Perú, México, Uruguay y Venezuela.

[2] http://www.mintrab.gob.cl/interiores/pro_empleo.html

[3] http://www.cfired.org.ar/esp2/indices/f_1.htm

[4] http://www.sitioempresa.cl/

[5] www.sitioempresa.cl

[6] http://www.agenda.gov.co/enlinea/articulos/26/

[7] http://www.agenda.gov.co/enlinea/articulos/28/

[8] http://www.montevideo.gub.uy/pymes/capacita.htm

[9] http://www.fomezero.gov.br/,

[10] http://www.mec.gov.br/bolsaescola/default.asp

[11] http://www.assistenciasocial.gov.br/optimalview/optimalview.urd/portal.show

[12] http://www.fosis.cl/Portal.asp

[13] http://www.sedesol.gob.mx/index/main.htm

[14] http://www.sedesol.gob.mx/programas/capacitacion.htm

[15] http://www.saude.gov.br/cartao/

[16] www.infomed.cu y http://www.infomed.sld.cu/