“Sociedad civil latinoamericana activa frente a la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información”: informes de procesos nacionales. 

Valeria Betancourt

Monitor de Políticas de TIC en América Latina y El Caribe

APC ~ La Asociación para el Progreso de las Comunicaciones

 

A finales de 2002 e inicios de 2003, organizaciones miembros de APC en Argentina (Wamani), Ecuador (Ecuanex) y México (LaNeta), y organizaciones aliadas en República Dominicana (Funredes) y Bolivia (CRISBOL) llevaron a cabo  procesos de consulta, reflexión, debate y acción en torno a los intereses, necesidades y visiones nacionales para la construcción y/o desarrollo de las llamadas “sociedades de la información”.  Este documento recoge los aspectos más relevantes de las jornadas nacionales efectuadas en la coyuntura de la CMSI.  Las metodologías empleadas en cada país fueron distintas: Wamani realizó entrevistas electrónicas a actores clave de sociedad civil, academia y gobierno; Ecuanex, CRISBOL y Funredes organizaron encuentros y talleres multisectoriales; y, LaNeta trabajó con base en la revisión de fuentes secundarias (sitios web institucionales, documentos, iniciativas, entre otros) y la realización de un foro de discusión.  Ninguno de los informes que presentan los resultados de los procesos nacionales pretende reflejar la posición de la sociedad civil en su conjunto sobre la sociedad de la información pero sí dan cuenta de la situación, tendencias y visiones de un significativo número de actores. 

 

Argentina

 

“La falta de política (o la política de no tener política) ha determinado, a pesar de todas las áreas y programas [de TIC y sociedad de la información], las lógicas redundancias y las ausencias importantes”.  Wamani llega a conclusiones interesantes con base en las encuestas que realizó a actores de distintos sectores y al análisis crítico de situación de las políticas y programas de TIC y sociedad de la información en el país: la política tecnológica no se encuentra desligada de la política general del Estado argentino.  Política general que en los últimos años ha llevado al país a experimentar un  severo proceso de desarticulación del contrato social y de crecimiento de los índices de pobreza.  Por tanto, la definición de políticas de TIC y sociedad de la información atraviesa indefectiblemente por el replanteamiento de las reglas políticas y económicas generales del Estado, en la perspectiva de incorporar a la diversidad de actores sociales, especialmente aquellos tradicionalmente ausentes: el sector académico y el sector asociativo.  En relación a la CMSI, la demanda particular de las ONGs tiene que ver con la implementación de mecanismos virtuales para incentivar la participación amplia de las OSCs. 

 

El informe completo en: http://lac.derechos.apc.org/wsis/cdocs.shtml?x=9112

 

Bolivia

 

Bolivia está retomando un debate necesario y urgente. Años de experiencias ricas y concretas de comunicación alimentan la discusión y abren el camino para que el  país aporte sustancialmente en el escenario continental.  La Plataforma CRIS Bolivia, capítulo nacional de la Campaña Mundial CRIS por los "Derechos de Comunicación en la Sociedad de la Información", desarrolló dos encuentros nacionales (entre el 2 de octubre 2002 y el 22 de enero de 2003) orientados a la definición colectiva de los rumbos de la Sociedad de la Información y la Comunicación en Bolivia.  Uno de los logros más significativos del proceso es haber logrado acuerdos y consensos con el gobierno sobre temas y aspectos clave de la sociedad de la información.  Dicho acuerdo constituyó la base para la definición de la posición boliviana en la Conferencia Regional de América Latina y El Caribe para la CMSI.  Los siguientes son los puntos consensuados:

 

·         La Sociedad de la Información y de la Comunicación debe partir de la comunicación como Derecho Humano Universal.

·         El diseño y la implementación de las estrategias generales y específicas son responsabilidad compartida entre Estado, sector privado y sociedad civil.

·         Los medios de comunicación e información deben estar en función del fortalecimiento de las identidades y capacidades locales (rurales, peri-urbanas y urbanas), para un desarrollo humano participativo, sostenible y sustentable en el tiempo. Deben apuntar a la integración de todas las regiones, diferenciando distintos soportes tecnológicos en función de las necesidades locales y regionales.

·         Para implementar Nuevas Tecnologías de Información, en función de procesos de Desarrollo Humano Sostenible, se deben tomar en cuenta cinco criterios: apropiación por la comunidad, generación de contenidos locales, usos y aplicación de tecnologías apropiadas, convergencia de tecnologías nuevas y tradicionales, y pertinencia de lenguas y culturas

·         Los soportes tecnológicos deben ser todos aquellos que ayuden a satisfacer las diferentes necesidades de la sociedad en términos de comunicación e información: radio, telefonía rural, televisión, video, Internet, satélite, etc.

·         Aparte de la importancia de la capacitación en el uso de los soportes tecnológicos, es fundamental la educación para la apropiación y la interpretación de los contenidos de comunicación e información en función de procesos de desarrollo humano participativo, sostenible y sustentable

·         La generación de procesos de sostenibilidad económica es responsabilidad conjunta de todos los sectores (Estado, privado, sociedad civil). El destino y la ejecución de los fondos debe ser transparente e involucrar a los sectores mencionados, basado en estrategias y planes de acción a corto, mediano y largo plazo elaborados de forma participativa.

 

No fue posible lograr acuerdo con el gobierno sobre el punto siguiente:

 

·         Mediante un marco legal apropiado, el Estado debe garantizar el Derecho a la Comunicación para todos los sectores de la sociedad. Esto implica promover el acceso y uso de contenidos y medios de comunicación e información. Además comprende legislar el derecho a la producción y propiedad de contenidos y medios, incorporando criterios de representatividad y pluralidad.

 

El informe completo en: http://lac.derechos.apc.org/wsis/cdocs.shtml?x=9827

 

República Dominicana

 

En enero de 2003, Funredes lideró la realización de una reunión de información/reflexión para la sociedad civil latinoamericana sobre las apuestas nacionales en relación con la CMSI.  La finalidad de la reunión fue la de informar y motivar a los actores y las actrices relevantes de la sociedad civil dominicana acerca de las implicaciones de los cambios societales en curso en relación con las Tecnologías de la Información y Comunicación y el proceso de preparación hacia la realización de la CMSI de este año 2003. 

 

Las conclusiones de la jornada apuntan a reconocer que a nivel del sector público existe la decisión de priorizar en la agenda nacional el tema de la sociedad de la información.  Hay una gama de iniciativas y programas en curso en relación a las TIC y a la sociedad de la información, sin embargo, éstos están orientados básicamente a garantizar el acceso y la infraestructura.  Está ausente la consideración de aspectos metodológicos para la ejecución de los programas, la visión de apropiación estratégica de las TIC como herramienta para el desarrollo, la capacitación enfocada en la generación de conocimiento. 

 

En relación al nivel de involucramiento y entendimiento de los aspectos relacionados con las TIC y la sociedad de la información por parte de las Organizaciones de Sociedad Civil, se concluye que son temas que no están en la agenda colectiva y que se hace necesario un proceso intenso y sostenido de trabajo para lograr incentivar la participación proactiva.  Hay un potencial valioso acumulado en las OSC y ONGs que tienen a su haber años de experiencia en el sector de las TIC y en el tema de la sociedad de la información y que pueden ser puntales para el desarrollo de procesos de información, capacitación, promoción de la participación activa y propositiva de la sociedad civil.  

 

Conclusiones adicionales señalan la importancia de la utilización del término sociedades de la información en el “entendido de que cada sociedad deberá definir y construir una SI en concordancia con su realidad socioeconómica, política y cultural y proyectarla en función de sus ideales de desarrollo y de evolución humana integral”.  En cuanto a las apuestas societales en juego para la construcción de las sociedades de la información, el acceso, los contenidos y las aplicaciones, articuladas a la capacitación en el uso de las herramientas TIC y a la comprensión del fenómeno actual, sus implicaciones, impactos y retos a nivel social, económico, político y cultural.  Se destaca la necesidad de colocar el tema de la brecha digital en su justa dimensión, es decir, como consecuencia y reflejo de las brechas sociales estructurales existentes, por tanto, subordinada a éstas.  En relación estrecha con este tema se encuentra el de la inclusión digital y la necesidad del desarrollo de la cultura de red en la perspectiva de asegurar la “participación real y efectiva a través de procesos abiertos, transparentes y plurales, donde la democracia y el respecto a la diversidad no sea una moda sino una práctica de mayoría”. 

 

Al hablar de sociedades de la información se está haciendo referencia a los nuevos paradigmas y modelos, a las nuevas y distintas formas de organización social, de apropiación de las tecnologías y de su impacto en las relaciones sociales.  Se habla, por tanto de “cultura, lengua, educación y empoderamiento de grupos sociales”. La relación intrínseca entre lo social y lo tecnológico exige un uso con sentido de las herramientas tecnológicas. 

 

La participación coordinada de los distintos actores sociales y el reconocimiento de los aportes que cada uno puede hacer es determinante para la construcción de sociedades de la información.  La sociedad civil debe generar mecanismos que le permitan organizarse para ser partícipes del proceso de definición y desarrollo de las sociedades de la información.  Para lograr estos objetivos, es preciso visibilizar los beneficios y las potencialidades de las TIC para mejorar e incrementar la calidad de vida de la ciudadanía y demostrar como éstas pueden empatar con las agendas prioritarias de las OSC que se enfocan a la reducción de la pobreza y la consecución de las necesidades básicas. 

 

La reunión y talleres, así como los mecanismos que surgieron de ellos de promoción, incentivo y  seguimiento del proceso de reflexión y acción, apuntan a fortalecer las “potencialidades de las OSC dominicanas para una participación proactiva en la construcción de una sociedad de la información que responda cultural, económica y socialmente a los intereses de la sociedad dominicana”.

 

El informe completo en: http://lac.derechos.apc.org/wsis/cdocs.shtml?x=9826

 

 

México

 

“Con amplia experiencia en la utilización de nuevas tecnologías y en procesos organizativos, diversos organismos civiles mexicanos se incorporan al análisis y discusión en torno a la comunicación, sus medios, la normatividad, el acceso, privacidad, y otros tópicos que están del marco de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.  En ese sentido, desde noviembre del 2002 varias organizaciones mexicanas acordaron impulsar un espacio que apoye al movimiento civil mexicano para estar informado y para participar de manera estratégica en diferentes puntos coyunturales de la agenda de información y comunicación de México”.  La articulación de OSCs y ONGs se está dando también alrededor del debate sobre la sociedad de la información, la comunicación, su naturaleza y desarrollo, apoyadas en su trayectoria en la utilización y promoción de las TIC para el fortalecimiento de los procesos organizativo-colaborativos y la búsqueda de mecanismos de ampliación de la democracia.

 

“Recientemente diversas organizaciones civiles se están planteando en sus particulares temáticas de trabajo la defensa de los derechos de la comunicación. También, cada vez más, organismos mexicanos de derechos humanos incorporan a sus agendas de trabajo tópicos vinculados con el derecho a la comunicación y la democratización de la información.  Organizaciones que cotidianamente trabajan con medios realizan propuestas orientadas al derecho de la comunicación, en este sentido, bien se ubican en el marco de la construcción de la sociedad de la información y el conocimiento”.

 

A pesar de los significativos avances, es necesario ampliar la participación y llevar el debate hacia otros grupos de sociedad civil, como los indígenas, los sindicatos, las organizaciones campesinas, de jóvenes, de mujeres, la academia, entre otros.

 

Un aspecto crucial para el desarrollo de sociedades de la información es la defensa y promoción de la capacidad de autodeterminación de los pueblos: “que sean las propias comunidades las que participen directamente en la definición de los proyectos que las involucran como actores en las sociedades de la información y el conocimiento”.  En ese sentido, la participación activa de las comunidades, pueblos y otros actores sociales en el diseño, formulación, seguimiento y evaluación de las políticas públicas de TIC y de sociedad de la información es imprescindible.  Adicionalmente, se destaca la importancia de la generación y construcción de consensos y canales de comunicación entre el gobierno y las OSC mexicanas.

 

El informe mexicano ofrece una panorámica exhaustiva de las diversas iniciativas y acciones del sector gubernamental, académico-educativo, civil en relación a las TIC y la sociedad de la información.

 

El informe completo en: http://lac.derechos.apc.org/wsis/cdocs.shtml?x=11731

 

Ecuador

 

Para el caso ecuatoriano, es preciso trazar una estrategia de discusión profunda sobre los temas prioritarios en relación a la sociedad de la información y al derecho a la comunicación. Una reflexión que apunte no solo a la discusión académica sino al cambio social. Este es un proceso de instituciones en conjunto, no olvidando el vínculo entre comunicación y participación ciudadana. El reto es generar un debate social sobre dichos aspectos con un enfoque nacional. La reconfiguración y coyuntura del espacio político en el nuevo gobierno ecuatoriano en el que participan grupos indígenas y algunos movimientos sociales, abre la posibilidad  para la construcción de mecanismos de incidencia real de sociedad civil en los procesos de políticas públicas de TIC y de sociedad de la información.

 

El informe completo en: http://lac.derechos.apc.org/wsis/cdocs.shtml?x=9874

 

A manera de conclusión...

 

Los talleres nacionales ofrecieron la oportunidad para el acercamiento a los temas prioritarios de la sociedad de la información, al análisis de sus tendencias así como al intercambio de información sobre las experiencias de comunicación y en el uso, apropiación y promoción de las TIC por parte de las organizaciones de sociedad civil. Una de las conclusiones que más peso tuvo entre los participantes es el de incentivar y ampliar el debate sobre los derechos existentes en materia de comunicación y su ejercicio práctico y enmarcar en ellos la reflexión sobre el derecho a la comunicación y su formulación.  Del mismo modo, diseñar estrategias para la permanente reflexión, discusión, incidencia y construcción colectiva de la sociedad de la información.