La Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información: ¿ Estarán marcadas las cartas?

 

Paulo Lima, Historiador y Director Ejecutivo de la Red de Informaciones para el Tercer Sector – Rits

 

     2003 colocará en la agenda de los grandes temas del planeta la construcción de la Sociedad de la Información, tendrá inicio el conjunto de reuniones decisivas para la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.

 

     El encuentro fue idealizado el 21 de diciembre de 2001 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución ( A/RES/56/183) que endosa  la organización de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información ( CMSI ). La Cumbre, que fue convocada bajo los presagios del Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, tiene su preparación bajo la responsabilidad y la Unión Internacional de Telecomunicación ( UIT ) y otros organismos de las Naciones Unidas interesados y de los países anfitriones.

 

     La Cumbre se confirma a partir de la resolución 73 de la Conferencia de plenipotenciarios de la UIT, por la cual se realizaron consultas entre los organismos de las Naciones Unidas y se afirmó la necesidad de celebrar una Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información. El organismo del gobierno de la Unión Internacional de Telecomunicaciones  ( UIT ), el consejo, en su reunión de 2001, aprobó la celebración de esta Cumbre , que se realizará en dos etapas: en Ginebra, Suiza, de 10 a 12 de diciembre de 2003, y en Tuniz, Tunisia, en 2005.

 

     La Cumbre abordará una amplia gama de asuntos relacionados a la Sociedad de la Información, y como resultado, se espera una visión común y una mejor comprensión de las transformaciones de la sociedad. Se espera que la Cumbre adopte una Declaración de Principios y un Plano de Acción para facilitar el desarrollo efectivo de la Sociedad de la Información y ayudar a combatir la inclusión digital. Se trata, entonces,  de reunir representantes del gobierno, el sector privado, la sociedad civil y las Organizaciones no Gubernamentales. Será una oportunidad única para que la comunidad mundial considere y participe de la proposición de metas  para la construcción de la Sociedad de la Información.

 

Creación de infraestructura

 

·         El papel de las telecomunicaciones, inversión y tecnología en la creación de la infraestructura  de la Sociedad de la Información y reducción de la brecha digital.

 

Puertas abiertas

 

·         Difundir el acceso universal y equitativo de la Sociedad de la Información.

·         Realización de las necesidades de los países en desarrollo.

·         La información como bien público común.

 

Servicios y aplicaciones

 

·         Efectos de la Sociedad de la Información en el desarrollo económico, social y cultural.

·         Efectos de la Sociedad de la Información en la ciencia.

 

Necesidad de los usuarios

 

·         Protección, privacidad y derechos del consumidor

·         Contenidos pertinentes, que reflejan la diversidad cultural y el derecho a la comunicación.

·         Ética de la Sociedad de la Información.

·         Capacitación del usuario.

·         Protección del trabajador y privacidad del lugar de trabajo.

 

Desarrollo de un marco general

 

·         El papel de los gobiernos, sector privado y la sociedad civil en la conformación de la Sociedad de la Información.

·         La información como bien público común ( información del dominio público)

·         Derechos de propiedad intelectual y excepciones establecidas por ley.

·         Libertad de expresión.

·         Políticas en materia de tarifas de las telecomunicaciones y el acceso a la Internet.

 

TIC y educación

 

·         Las TIC como alza de las transformaciones educativas.

·         El rodeo de la enseñanza: TIC, profesores, alumnos y contenido.

·         Las necesidades del trabajo de hoy.

 

¿Qué sociedad de la información queremos?

 

     La expresión “ Sociedad de la Información ” se refiere a un modo de desarrollo social y económico en que la adquisición , almacenamiento, procesamiento, valoración, transmisión y diseminación de información que conduzca a la creación de conocimientos y a la realización de las necesidades de los ciudadanos y de las empresas, desempeñando un papel central en la actividad económica, en la creación de riqueza, en la definición de la calidad de vida de los ciudadanos y de sus prácticas culturales. La sociedad de la información corresponde, por consecuencia, a una sociedad cuyo funcionamiento recorre crecientemente a redes digitales de información. Esta alteración de dominio de la actividad económica y de los factores determinantes del bienestar social es resultante del desarrollo de las nuevas tecnologías de información, del audiovisual y de las comunicaciones, con sus importantes ramificaciones e impactos en el trabajo, en la educación, en la ciencia, en la salud, en el lazer, en los transportes y en al ambiente, entre otras.

 

     Un factor determinante para el éxito de estas transformaciones es su activa aceptación social. Es esencial crear condiciones equitativas de acceso a los beneficios que ésta genera y combatir simultáneamente los factores que conducen a nuevas formas de exclusión del conocimiento, la inclusión digital. Es indispensable fomentar el refuerzo de la cohesión social y de la diversidad cultural, la equidad de las condiciones en espacios regionales diversificados, incentivar la participación de los ciudadanos en la vida de la comunidad y ofrecer un Estado más abierto y democrático en la identificación de los problemas y de las soluciones de interés público.

 

     La sociedad de la información tiene que ser una sociedad para todos. En la definición de las medidas de política para la construcción de la sociedad de la información se deben establecer condiciones para que todos los ciudadanos tengan oportunidades de participar en ella  y de ese modo beneficiarse de las ventajas que este nuevo momento de desarrollo de la sociedad tiene a ofrecer. Para tanto, es indispensable que todos puedan obtener las calificaciones necesarias al establecimiento de una relación natural y amistosa con las tecnologías de la información y que sea posible el acceso en locales públicos sin barreras de naturaleza económica (telecentros comunitarios públicos y gratuitos) que contribuyan  para la superación de las dificultades iniciales de las poblaciones hoy excluidas de estas posibilidades. Pero, la democratización de la sociedad del futuro pasará por la posibilidad de la gran mayoría de la población accionar a las tecnologías de información y por la capacidad real de utilizarlas. Al contrario ellas podrán hacerse un poderoso factor de exclusión social.

 

     La sociedad de información encierra en ella una potencial contradicción – valora el factor humano en el proceso productivo, al transformar el conocimiento y la información en capital, pero,  simultáneamente, descalifica los nuevos “analfabetos” de las tecnologías de información, pudiendo originar  una nueva clase de excluidos. La Sociedad de la Información que queremos y por la cual trabajamos es entendida de estas armadillas y retos. Y este es el momento de marcar la presencia con propuestas efectivas y transformadoras, de apuntar la exploración abusiva de los cuestos de banda Internet en los países en desarrollo y para discutir fondos y propuestas de largo plazo para el combate a la inclusión digital.

 

Desafíos para los países en desarrollo

 

     “ Una Sociedad de la Información abierta y universal sólo podrá desarrollarse y subsistir si esté basada en principios políticos fundamentales que sean comprendidos por todos. El acceso universal a todos los nuevos servicios de información y midia es, en muchas mentes, lo más importante de esos principios y está implícitamente incorporado a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, particularmente el artículo 19, que trata de la libertad de expresión, y el artículo 27, relacionado a la libertad de acceso a la información y protección de la seguridad y privacidad de los usuarios1.”

 

     “La Rits, articulada con la Asociación Brasileña de Organizaciones no gubernamentales – ABONG, anda participando de varias discusiones preparatorias y, de pronto, puede evaluar tres importantes cuestiones no incorporadas en la preparación de esta Cumbre. En el momento en que antecede la II PrepCom ( reunión preparatoria que ocurrirá de 17 a 28 de febrero en Ginebra) es fundamental traerlos a la vista, lanzarles una luz y prepararse para el debate, que, por lo que se anuncia tendrá una presencia muy fuerte de los países desarrollados y las grandes corporaciones sólidamente articuladas. El documento de divulgación de la Cumbre2, al analizar la distribución de los recursos de la Sociedad Informacional en el mundo presenta los siguientes gráficos:

 

 

 

 

     Observando los gráficos, se percibe inmediatamente que hay una grave distorsión en el análisis, al simplificarse la distribución por un criterio exclusivamente geográfico. No hay como trabajar con los conceptos ya afirmados (distribución igual y justa de recursos) reuniéndose los países de América del Norte ( EEUU y Canadá) con los países de América Latina. El análisis perjudica en la base el avanzo de la construcción de una propuesta de Sociedad Informacional que incluya los países en desarrollo.

 

     Otra cuestión importante es la completa ausencia de referencia al portugués como idioma de trabajo para la Cumbre. Somos, en Brasil, cerca de 175 millones de ciudadanos que no tendrán acceso a documentos en nuestra lengua o tendremos que leer los documentos en francés, inglés o español. En Brasil aún no están difundidas las propuestas que el gobierno brasileño irá defender en la Cumbre. Con gran tradición y cierto liderazgo entre los países en desarrollo en los procesos de discusión de los sistemas de las Naciones Unidas, Brasil juega un papel central. Por esa  y decenas de otras razones se justificaría un amplio debate entre los gobiernos en sus diversos niveles, las empresas y las ONGs para la construcción colectiva de propuestas para la Declaración y Principios y Plano de Acción de la CMSI. Existe el riesgo de que pase, de lejos, una realización de una Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información de los países ricos...